inicio cuevas de Burgos Zona Vega de Pas Actividades fotografías documentales montaña barrancos historia enlaces
..............COMPLEJO KÁRSTICO DEL VALLE DE LOSA
......... G.E. NIPHARGUS
-BURGOS
VER Relloso..... VER Quincoces de Yuso..... VER S.Miguel de Relloso..... VER Peña Angulo.....VER Villabasil

................................. VER Colina............ VER Castrobarto............. VER Lastras y Castresana........... VER Cueva Lérdano

................................................................. ver video reportaje de la zona

Sumidero Puente Nuevo.-

En Quincoces de Suso, Montes de la Peña. Se llega saliendo del pueblo hacia Relloso. A unos dos kilómetros torcemos a la derecha para seguir durante 250 metros y justo pasado el río, encontramos el sumidero.
Esta cavidad es en su totalidad un laminador. Está formada por una galería de 115 metros de desarrollo. Al principio se ensancha y luego se estrecha progresivamente hasta hacerse impenetrable. 

Surgencia Puente Nuevo.-
En Quincoces de Suso, en los Montes de la Peña. Se sale desde Quincoces de Yuso hacia Relloso. Remontamos el río y encontramos un puente romano llamado Puente Nuevo. Unos 200 metros más arriba, en el lecho del río encontramos la Surgencia.
Se entra en una galería en forma de laminador que acaba en un salto de 6 metros. Después se bifurca en una galería laminada que baja en rampa y a su vez se divide por un lado en un tramo que se sifona y en otro con gran cantidad de bloques. Se recorren 135 metros y tiene un desnivel de 20 metros.

Surgencia Q.S.-1yQ.S.-2
En la Sierra Carbonilla, término municipal de Quincoces de Suso.
Esta cavidad (Q.S. –1) tiene una boca de entrada en forma de un largo laminador de 28 metros, tras el que bajaremos un salto de 6 metros. Aquí encontramos dos galerías: una es un nuevo laminador que se hace impenetrable tras casi 40 metros de recorrido. La otra, descendente, se bifurca en una pequeña galería que está sifonada y otra, repleta de bloques tiene escaso desarrollo. En época de crecidas se comporta como una Surgencia.

En cuanto a Q.S.-2, se trata de una fuente formada por un laminador de gran anchura en su parte inicial que se va estrechando progresivamente y descendiendo en altura. Alcanza 115 metros y 7 metros de desnivel.

Surgencia Q.S. -3
En la Sierra Carbonilla, término municipal de Quincoces de Suso.
Se trata de una Surgencia impenetrable localizada en la misma depresión y prácticamente equidistante de las anteriormente catalogadas Q.S. –1 y Q.S. –2, con las que guarda una evidente relación.

Fuente de Valdemoros
En la Sierra Carbonilla, término municipal de Quincoces de Suso.
Fuente permanente donde se puede entrar hasta 5 metros. Alimenta una serie de pilones y una poza. Parece corresponder a un encajamiento del cauce que en su día originó la Cueva de Valdemoros.

Surgencia del Taladro.-
En la Sierra Carbonilla, Monte Curdieta del término municipal de Quincoces de Suso.
Esta Surgencia es un laminador descendente de 115 metros de desarrollo con unas dimensiones medias de 1 metro de alto por 6 de ancho, terminando en un sifón impenetrable. Solo es activa en época de grandes precipitaciones o deshielos.

Cueva de los Tres Robles.-
En la Sierra Carbonilla, Monte Curdieta del término municipal de Quincoces de Suso.
Esta cueva que se desarrolla a lo largo de 400 metros, se caracteriza por su uniformidad. Ya desde la entrada las dimensiones de altura y anchurapermanecerán casi invariables. Se interrumpe esta monotonía por gateras y pequeños gours que nos conducen hasta el último tramo, un pequeño túnel que gateando nos lleva hasta el final de la cavidad.

Surgencia de los Cocinos.-
En la Sierra Carbonilla, Monte Curdieta del término municipal de Quincoces de Yuso.
Fuente conocida en la zona que tiene junto a su entrada unos pilones utilizados como abrevadero para el ganado. Para su exploración se debe superar un torrente que a los pocos metros de la entrada inunda la galería casi en su totalidad. Provistos de neoprenos pudimos superar este paso y proseguir por una zona semiinundadadurante casi cien metros. Después de haber andado 110 metros llegamos a un sifón donde termina la exploración.

Srgencia cueva del Agua.-

Desde Quincoces de Yuso, tomar la carretera local a Relloso, y a poco más de un kilómetro, parte a la derecha un camino bien señalizado, que conduce hasta la cavidad.

La cavidad se desarrolla a lo largo de la dirección W.NW E.SE en
tres tramos claramente diferenciados el más cercano a la zona de la
surgencia ajusta sus secciones a formas rectangulares debidas al desplome de grandes bloques del techo y paredes, hecho que se ve favorecido por la intensa fracturación. En el segundo tramo, más próximo al Pozo Lamarca, el conducto se divide en dos galerías, de sección elipsoidal, originadas por la conjunción de la junta de estratificación y diaclasas. El tramo inundado, es una amplia galería (8 m de ancho x 5 m de alto) mantiene la dirección general (WNW-ESE) y se encuentra tapizada de grandes bloques y sedimentos arenosos.
.................................................ver ficha de la cavidad en pdf.
..........ver galería de fotos

Sima del Moradillo.-
E
n la Sierra Carbonilla, Monte Curdieta del término municipal de Quincoces de Yuso.
Tras un pequeño pozo de entrada encontramos una rampa descendente con suelo pedregoso que nos conduce a un nuevo salto donde concluye la cavidad, tras 20 metros de recorrido.

Sima de las Dos Bocas.-

E
n la Sierra Carbonilla, término municipal de Quincoces de Yuso.
Esta sima contiene un pozo de dimensiones regulares con 34 metros de vertical. La boca de entrada tiene un bloque empotrado que la divide en dos partes.

Sima Palomera.-
E
n la Sierra Carbonilla, término municipal de Quincoces de Yuso.
La boca de entrada es de forma circular y muy grande: 10 metros de diámetro. Se abre en el páramo y no la oculta ningún tipo de vegetación. Por ella se llega a un pozo cilíndrico de 29 metros de profundidad. De su base parte una pequeña galería descendente que nos sitúa en otro pozo de 5 metros y de éste a otro nuevo salto que hubo que desobstruir y que era de 6,5 metros. En total la Sima Palomera suma 46 metros de desnivel.

Cueva Vuelta al Valle.-

En la Sierra Carbonilla, término municipal de Quincoces de Yuso.
Es una pequeña cavidad de desarrollo horizontal a la que accedemos por una entrada de 4 metros de ancho por 2 de alto, en la que hay un muro que se construyo para cerrar la cueva para el cultivo del champiñón. A 12 metros de la boca aparece una gran cantidad de formaciones. La galería acaba en una gatera impenetrable.

Sima del Potro.-
En Quincoces de Yuso, Junta de oteo. Un lugar conocido por La Peña. En la carretera que va de Trespaderne a Mercadillo encontramos un cortafuegos a la izquierda que sube unos 150 metros. Después se tuerce a la izquierda y se encuentra la cueva.
La entrada es pequeña, de 1 por 1,5 metros. Se encuentra en una dolina y es tan solo un pozo de 5 metros con bloques en su interior.

Sima del Alto Sierra.-
En el Valle de Losa, Quincoces de Yuso en el lugar conocido por “Ferreras”, cerca de Lastras de la Torre. Saliendo de Relloso dirección Quincoces, al llegar a la primera verja (paso de ganado), luego de 4,5 kilómetros hay que desviarse a la derecha unos 1.500 metros. Se localiza bien al fijarse en dos hayas que crecen junto a la sima.
Es una entrada grande de 16 por 20 metros que te introduce en un primer pozo totalmente vertical de 17 metros, que acaba en una cornisa. Aquí se abre otro pozo con 27,50 metros de vertical que culmina en un cono de derrubios. A ambos lados de la basesigue una galería de pendiente muy pronunciada. Uno de los lados se obstruye por un caos de bloques, mientras el otro, más pendiente, tiene dos escarpes de metro y medio y otro de 3 metros, respectivamente. Acaba en una gran sala de 10 metros de ancho por 20 de alto. La profundidad total alcanza los 61 metros.

Cueva de las Cabras.-
En el término municipal de Quincoces de Yuso, en el lugar conocido como Peña Angulo de la Sierra Carbonilla. Se llega por la carretera Trespaderne – Mercadillo pasando el kilómetro 7,200 y otros 200 metros a la izquierda.
Se trata de una cavidad prácticamente horizontal con el suelo lleno de arcilla en su totalidad. La cueva es una sola galería de 27 metros que acaba en un estrechamiento impracticable.

Surgencia de la Peña Angulo.-
En el término de Angulo, en La Peña. Por la carretera de San Pantaleón a Arceniega nos dirigimos hacia el puerto de La Peña Angulo. Antes de bajar el puerto hay un cruce de caminos y debemos elegir el de la derecha para andar unos 350 metros. A nuestra izquierda hay un descampado por el que iremos hacia los cortados unos 40 metros. Para entrar en la cueva es necesario utilizar la técnica de solo cuerda.
La boca de entrada está colgada a 45 metros por debajo de la cima y es de grandes proporciones: 8 por 9 metros. Está repleta de losas de piedra apiladas, que veremos durante todo el recorrido de la cueva. Después de recorrer 220 metros de galería, aparece un laminador descendente que nos lleva hasta el cauce de un río. La red se sifona a los 50 metros de curso subterráneo practicable, por donde surge el agua. La cavidad finaliza en una gatera que hubo que desobstruir para topografiar 20 metros más y que se cierra entre grandes losas de piedra. La cueva recorre 508 metros con una profundidad máxima de 15,5 metros.

Surgencia del Llano.-
En el término municipal de Relloso, un lugar conocido como “El Llano” o la Hondanilla. Se parte de San Miguel de Relloso por un camino que hay frente a la fuente y que baja hasta el río de la Surgencia del Agua del Molino. Tomamos una senda que cruza el arroyo y que va dirección Quincoces de Yuso paralela por la izquierda al río Gerea. Andando durante kilómetro y medio se llega a una explanada conocida por El Llano. Una vez allí nos cruzamos con un cauce con agua que procede de la Surgencia.
La entrada tiene 4 metros de ancho por 1,5 metros de altura y nos introduce en una galería que en su primer tramo tiene dimensiones suficientes para que ande erguida una persona. Consta de dos salas separadas por un paso estrecho. La segunda sala se va alargando en dirección a la propia galería hasta llegar a un lugar donde gira en ángulo recto a la derecha. Ahora la progresión se hace por un a gatera de difícil progresión y muy incómoda. Aunque este tramo se dirige hacia el exterior paralelo a la galería principal, no se ha determinado que llegue a la superficie.
Otro tramo discurre en sentido contrario hasta un lugar con dos charcos de 60 centímetros de profundidad, por donde es preciso arrastrarse si se quiere continuar la exploración.

Sima de la Salamandra.-
En el término municipal de Relloso, en los Montes de la Peña. Salimos del pueblo por el camino que va de Relloso hacia la Peña de la Complacera y a una distancia de unos 1.500 metros de Relloso, nos salimos del camino a mano izquierda durante unos 500 metros y nos encontramos la sima.
La boca tiene unos 4 metros cuadrados. Descendiendo vamos a dar a una pequeña sala en cuya base encontramos algunos bloques. Es un pequeño pozo que se desarrolla en 7 metros de recorrido.

Sima de la Sirena.-
En los Montes de la Peña, término de Relloso. Nos situamos en el camino que va desde el pueblo a la Peña de la Complacera. A una distancia de 2 kilómetros y medio salimos del camino hacia la izquierda y a unos 900 metros, en un hayadal se abre la cueva. La entrada es pequeña y te sitúa en un pozo de poca profundidad. Luego seguimos por una rampa descendente que acaba en una gatera impenetrable. El recorrido es de tan solo 16 metros.

Simas PF-1 y PF-2.-
En la Sierra Carbonilla, término municipal de Relloso. Partiendo del pueblo sale un camino que va al Pico del Fraile. Después de subir a la loma del monte, a unos 300 metros se halla un aparcamiento de vehículos. A la derecha según se sube, entre 600 y 800 metros se encuentran las dos simas.

La FP-1 posee una boca de dos metros cuadrados, pero a medida que descendemos se abre como una campana hasta llegar a 9 metros de profundidad por donde discurre una pequeña galería de casi tres metros.

La FP-2 consta de un pozo a través del que se llega a una galería con diversas formaciones estalactíticas. Hay otro pozo pequeño e impenetrable y otro salto de 2 metros que no conduce a ninguna parte. Se recorren 31 metros con una profundidad de 15 metros.

Sima Carbonilla.-
En Relloso, en un lugar conocido por Pico del Fraile de la Sierra Carbonilla. Se sale del pueblo hacia el túnel de la Complacera y una vez allí, seguimos los cortados en dirección al Pico del Fraile, unos 200 metros. Por allí está la sima.
Se trata de un pozo de 11 metros que se va abriendo en forma de campana. En la base hay una repisa por donde sigue la cueva hasta hacerse impenetrable. Se recorren 20 metros con una profundidad de 13.

Cueva de los Santos.-
En Relloso, en el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla.
Esta cueva constituye una excepción en el entorno, por su desarrollo horizontal y la profusión de formaciones que la adornan. Sin embargo hay que destacar el deterioro que sufre debido a las visitas de los lugareños a lo largo de los años.

Cueva del Orejudo.-
En Relloso, en el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla.
Son dos dolinas comunicadas entre sí a través de una zigzageante galería de 130 metros de desarrollo.

Cueva de la Gran Dolina / Cueva del Pico.-
En Relloso, en el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla.
Esta cavidad constituye una sola galería uniforme, ligeramente descendente que se desarrolla en 55 metros de longitud.

Surgencia de los Pilares.-
En la Sierra Carbonilla, término municipal de Relloso, en el lugar conocido como Pico del Fraile. Llegando al pueblo hay dos caminos; hay que coger el de la izquierda. Andando aproximadamente 2,5 kilómetros se llega al túnel de la Complacera. Desde el túnel hacia la derecha se andan unos 400 metros y en este punto hay que ascender hasta 10 metros antes de la cima de la peña. A 50 metros a la derecha de la cueva hay un abrevadero para el ganado.
Se entra por una boca de 1,80 por 0,40 metros para llegar a una galería por la que discurre un río de medio metro de profundidad. Este espacio subterráneo tiene una sección típica en forma de ojo de cerradura. A los 30 metros el agua aparece por una gatera impenetrable y no se vuelve a ver hasta el final de la cueva. La galería hace un giro de 90ºhacia la izquierda y continúa por una zona fósil. Por aquí se encuentran diversas formas de reconstrucción: coladas, columnas, etc. El túnel se va estrechando hasta llegar a unas dimensiones de 1 metro de ancho por 0,40 de alto. Al final nos encontramos con dos saltos de 1,60 metros, por donde vuelve a surgir el río. El lugar resulta imposible de explorar, pero la galería sigue otros 15 metros hasta hacerse una diaclasa una diaclasa impenetrable. El desarrollo total de la cueva es de 79 metros y el desnivel ascendente de 2,5 metros.

Sima Dicharacha.-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, en el término de Relloso. Desde el camino que va de Quincoces de Yuso a Relloso sale otro camino hacia el Pico Paredes, también llamado del Sol. Seguimos este camino hasta encontrar la valla divisoria entre los términos de Quincoces y San Miguel. Superada ésta, continuaremos hasta llegar al paso del Sol. Una vez allí tomamos la dirección NE dejando a nuestra izquierda un camino que sube al Pico Paredes. Encontramos una zona de lapiaz donde nos adentramos hasta ver la sima que tiene una gran boca.
Se trata de un pozo con 6 por 7 metros de diámetro. En la base del pozo hay una pequeña galería donde acaba la cueva. Son 10 metros de profundidad.

Sima Guay.-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, en el término de Relloso.
Se trata de una cueva que como su nombre indica nos causó una grata impresión en su exploración. Fue desobstruida su entrada, tras la que encontramos un pozo de 8 metros que da paso a una repisa formada por bloques empotrados. Desde aquí parte un segundo pozo de 30 metros cuyo descenso discurre por una pared de hermosas coladas. En la base de la vertical hay una rampa descendente que finaliza en un salto impenetrable. En total recorremos 47 metros de desnivel.

Pozo del Sel.-

En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, en el término de Relloso.
Se trata de un pozo principal de considerables dimensiones, en cuya base, cubierta de derrubios, aparece otro salto de 5,5 metros. No tiene desarrollo horizontal y el desnivel máximo se sitúa en 34 metros.

Sima del Avellano.-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, en el término de Relloso.
Es un pozo de forma regular en cuyo fondo encontramos una rampa descendente que nos sitúa en el final de la cueva a 20 metros de profundidad.

Sima Carbonilla.-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, en el término de Relloso.
Se trata de una sima con perfil acampanado. Un pozo de 11 metros nos sitúa en la base por donde llegaremos a un salto de 2 metros que se estrecha hasta hacerse imposible su exploración.

P.F. 1 y P.F. -2.-
E
n el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, en el término de Relloso.
El primer pozo es una vertical de 9 metros de profundidad. El segundo, es otro pozo que da paso a una galería con varios resaltes y pequeños saltos, llegando a un desnivel máximo de 15 metros.

Cueva del Raposo.-
En el Valle de Losa, término municipal de Relloso. Se va por un camino a Villabasil y al llegar a la meseta, por un camino a ala izquierda echo por los del petróleo. Es difícil su localización aún conociendo el lugar. Un hito de piedras puede facilitar la búsqueda en esta zona de lapiaz.
La boca de entra en vertical es de reducidas dimensiones y te sumerge en una rampa sin formaciones que luego se divide en dos galerías. La de la izquierda es más pequeña y alcanza 25 metros de desarrollo y la otra es mayor, llegando a través de una gatera a una sala de medianas dimensiones y con profusión de litogénesis. También aquí se dividen las galerías. Una de ellas alcanza la cota más baja, 27 metros de profundidad y la otra sobresale por su gran belleza debido a formaciones de todas clases. La cueva alcanza a tener 210 metros de desarrollo total.

Surgencia del Molino de Relloso.-
Esta cueva está en el casco urbano de Relloso. También la llaman “Fuente Abajo”y la entrada es un laminador de medio metro de altura y ocho metros de ancho. Esta anchura será la media de todo el tramo conocido de la cavidad. El suelo está formado por una gran losa con un surco en medio, resultado de la erosión del agua sobre una diaclasa. A medida que vamos progresando, la altura aumenta hasta el metro y medio así como el nivel de agua que sube hasta sifonarse a los 40 metros.
El G.E. Niphargus ha intentado rebasar este obstáculo en varias ocasiones, pero parece necesaria la intervención de expertos en el buceo. El agua es aprovechada para mover un molino que hay 20 metros cauce abajo de la cueva.
A 200 metros de la entrada la galería se divide en dos; la de la izquierda que sigue durante 10 metros y acaba en una bóveda y la principal, que va a parar en una sala con una cascada de 12,5 metros, llamada “Ventana de la Rioja”. Requiere de escala artificial para llegar a otra galería de características similares a la anterior. Recorridos 27 metros encontramos otra cascada de 4,5 metros que debemos remontar para llegar a una nueva galería que sifona a los 7 metros y pone fin a la cueva. Se han recorrido 262 metros.
La mala ventilación de esta Surgencia hace que el vapor forme una niebla que dificulta la visión, por lo que es aconsejable que el grupo de exploración sea reducido y no se esté en el interior más de 4 horas.

5 Surgencias de Sel de San Miguel.-
En Relloso, en el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla.

La primera fuente(Sel de San Miguel I) tiene 14 metros de desarrollo.
La segunda fuente (Sel de San Miguel II) tiene 8 metros de recorrido.
La tercera fuente (Sel de San Miguel III) con 9 metros y acaba en un pequeño sifón.
La cuarta fuente (Sel de San Miguel IV) tiene 30 metros de longitud. Está colgada a 10 metros sobre la base del escarpe y alimenta permanentemente, a través de una manguera, un gran abrevadero construido en la base.
La quinta fuente (Sel de San Miguel V) solo tiene 8 metros de longitud.

Sima del Nevero.-
En el término municipal de Villabasil, en los Montes de la Peña. Tomamos el camino del pueblo hacia Relloso hasta recorrer 2,6 kilómetros. Dejamos el camino y seguimos hacia la falda de la Peña Corbilla en la zona del Portillo de Avellaneda. La cueva es difícil de encontrar debido a sus reducidas dimensiones.
La entrada se sitúa en un lapiaz. Consta de un primer pozo que acaba en una repisa, por la que accedemos a otro pozo. Llegando al fondo de éste, descendemos un tercer pozo más pequeño que los anteriores. Habremos recorrido 16 metros a una profundidad máxima de 13 metros.

Sima de la Uve.-
En el término de Villabasil, en los Montes de la Peña. Tomando el camino que parte del pueblo a Relloso, lo seguimos durante 2 kilómetros hasta allegar a la Ermita de Villabasil y de allí nos dirigimos dirección Norte a campo traviesa durante 1.000 metros.
El pozo de entrada es de reducidas dimensiones. A partir de él se entra en una galería vertical que desciende 11 metros en cuyo fondo existen pequeños bloques. Al llegar a este punto habremos descendido 17 metros.

Sima del Tosillo.-
Está ubicada en el término municipal de Villabasil y se llega partiendo del pueblo hasta la ermita de Nuestra Señora del Establado. Detrás de la ermita aparece un cortafuegos que sigue hasta una loma no muy pronunciada. Desde allí, unos 100 metros a la izquierda del camino veremos la sima.
Es un pozo de 3 por 8 metros que está casi tapado por un abellano. El primer salto es de 18 metros, pero 4 metros antes hay un puente de roca. El fondo es un cono de derrubios por el que se puede descender hasta una sala con algunas formaciones litogénicas. Al otro lado del cono, la rampa está limpia de piedras. El recorrido total es de 45 metros y la profundidad de 27 metros.

Sima Dos Cuevas.-

Pertenece al término de Villabasil, aunque está más cerca de Vescolides en un lugar conocido por La Llanada. Desde Vescolides cogemos un camino llamado de los Herreros (figura en el mapa) y a unos 3 kilómetros nos encontramos con una vaguada muy grande que viene del Alto Sierra. Siguiendo por esta vaguada unos 200 metros encontramos la cueva que es sumidero y está en una gran dolina.
La entrada está llena de rocas y para llegar a ella las rocas están dispuestas en escalera. El primer salto va a parar a un gours donde sigue la galería en forma de tubo hasta otro salto de 4 metros. Luego sigue descendiendo a base de pequeños escarpes que se pueden salvar en oposición, llegando a los 22 metros de profundidad. Habremos recorrido un total de 32 metros hasta el sifón terminal.

Sima del Sifón.-
En el Valle de Losa, término de Villabasil. Partiendo del pueblo y por el camino a la ermita de Nuestra Señora del Establado. A 700 metros encontramos un cruce de caminos. A 20 metros del cruce se ve un grupo de hayas donde está la sima.
La entrada es una pequeña dolina rodeada de avellanos, los que se aprovechan para anclajes de cuerda al descender al primer pozo de 22 metros. Tras este descenso llegamos a una pequeña sala colgada en la diaclasa. Seguimos un pasillo que nos acerca hasta un gran pozo que culmina en la sala principal. El suelo está cubierto de grandes bloques (algunos de varios metros) que hacen imposible el acceso al suelo primitivo. La bóveda tiene unas dimensiones de 30 por 64 metros de ancho, por 54 metros de alto. La sima alcanza su máxima profundidad a 75 metros en un sifón aparentemente impenetrable por la estrechez de la diaclasa.
También hay una galería secundaria por la que circula un río procedente de una Surgencia impenetrable, que se precipita entre los bloques de la sala principal hasta llegar al sifón antes mencionado. La profundidad del sifón varía con las épocas de lluvias. El desarrollo de la cueva es de 164 metros.

Sima El Tubo.-
Pertenece a Villabasil, en el Valle de Losa, pero está más cerca de Relloso en un lugar conocido por Monte Redondo. Para llegar partir de Villabasil por el camino a Relloso hasta el cruce con el camino a Lastras de la Torre. Seguimos unos 100 metros más y girando a nuestra izquierda en ángulo recto, andamos otros 150 metros hasta encontrarnos con una gran vaguada, donde está la sima.
Al estar en una gran dolina, ha hecho posible por escorrentía, sobre todo en época de lluvias que se fueran depositando troncos de árboles en la entrada.La exploración se realiza en cuatro saltos hasta llegar a la base del pozo con numerosos bloques de piedra. Se descienden 32 metros y la cueva recorre 65 metros de longitud.

Cueva del Puente.-
Está en el término municipal de Villabasil, aunque está más cerca de Vescolides en un lugar conocido por La Llanada. Partiendo de Vescolides coger el camino de los Herranes. A un kilómetro del cruce de la Vallejas y por el camino anterior dirección Norte, encontramos un llano en el que está la cueva.
Está formada aprovechando una gran dolina en la que las aguas de escorrentía discurren entre losa y losa de rocas calcáreas. Hicieron una cavidad de 36 metros de recorrido, por 7 metros de desnivel. Tiene un grueso sedimento compuesto de varios materiales y huesos que son visibles en la pared de la zona más profunda.

Sima de la Hacienda II.-
En el Valle de Losa, término de Villabasil. Por el camino de Villabasil a Relloso y llegando a la altura de la ermita de Nuestra Señora del Establado que queda a unos 300 metros a la izquierda, se ve un hayadal al que se dirige el camino. Este camino se pierde al atravesar el hayedo. Seguimos bordeando un bosquecillo y encontramos una grieta de 50 metros de longitud por 4 de ancho con un pozo en el centro. Es la sima de la Hacienda. Para encontrar la Hacienda II seguiremos otros 200 metros bordeando el bosque hasta terminar los árboles.
Una pequeña entrada abierta en forma de huso da paso a un pocillo de 7 metros cuya base se ensancha y alcanza los 9 metros. El fondo está lleno de bloques y detritus vegetales, así como de huesos de animales.

Sima de la Llanada del Lago.-
También conocida como Sima de la Vaca o del Tronco Podrido. Está en Villabasil, Valle de Losa y se encuentra saliendo por el camino antiguo a Relloso o por el camino al Vallejo de los Herranes, distante de cualquiera de los dos pueblos 1.500 metros. En el Vallejo, hacia el NE hay una laguna que sirve de abrevadero al ganado, por lo que la zona recibe el nombre de Llanada del Lago. Un poco antes de llegar a esta laguna nos encontraremos con varias simas. Esta se abre en el fondo de una dolina de 18 por 11 metros y 4 de desnivel.
Se trata de un ensanche en una de las múltiples diaclasas existentes en el lugar. Tiene una profundidad de 10,4 metros.

Sima - Cueva del Lérdano.-

En el término municipal de Villabasil, cerca de la localidad de Quintanilla de Siones, a caballo entre los valles de Losa y de Mena, en los Montes de la Peña. Desde Villabasil se toma un camino que nos lleva a Siones y al llegar a la cima, siguiendo hacia la ladera que da al Valle de Mena se encuentra la cavidad.
La entrada tiene 2 por 3 metros y da paso a una galería descendente de 50 metros que permanece en estado fósil y que acaba en una diaclasa impenetrable, conteniendo varios gours con agua.
Cerca de la entrada y a su lado izquierdo, se abre otra galería que desciende durante 30 metros por una pendiente pronunciada, al final de la cual y tras sortear algunas concreciones de paredes blandas por la presencia de toba, nos plantamos en el techo de una gran bóveda. Debemos utilizar cuerdas para un pasamanos que nos sitúe en la vertical de 20 metros, para llegar al suelo.
Una vez abajo encontramos una sala de grandes dimensiones que tras la topografía ha dado una superficie de 11.416 metros cuadrados y una altura media de 10 metros. En general hay grandes bloques cubriendo el suelo, que en algunas zonas está abierto formando diaclasas cuya profundidad oscila entre los 13 y los 18 metros.
Para acceder a algunos lugares de la cueva, es necesario trepar por bloques que pueden llegar a tener 7 y 8 metros de altura. Casi toda la cavidad contiene formaciones litogénicas, pero la zona de la sala de entrada es la más prolífica con una colada enorme que además contiene numerosos micro gours.
La apariencia de esta oquedad nos recuerda a una geoda, pero de enormes proporciones. No obstante es una de las salas subterráneas más grandes de España y lleva el nombre de "Sala Luis Hernández Casado (Chavi)", en honor a nuestro compañero, cofundador del Grupo Espeleológico Niphargus, fallecido en Enero de 2014. Se recorren 1.190 metros y tiene una profundidad máxima de 58 metros.



Sima Peñalba I.-
En el término de Villabasil en un lugar conocido como “Pico Peñalba”. Subir al portillo del Lérdano donde se encuentra un pequeño lago con agua potable, mirando hacia el Valle de Mena. Luego nos dirigimos a la izquierda por un sendero que nos llevará hasta la falla que da al Valle de Losa, donde se encuentra la cueva.
Es una sima con una vertical de 29 metros de profundidad. La bocay el pozo son de forma cilíndrica abriéndose luego en diaclasa. Más tarde se cierra hasta hacerse impenetrable.

Sima Peñalba II.-
En el término de Villabasil en un lugar conocido como “Pico Peñalba”. Subir al portillo del Lérdano donde se encuentra un pequeño lago con agua potable, mirando hacia el Valle de Mena. Luego nos dirigimos a la izquierda por un sendero que nos llevará hasta la falla que da al Valle de Losa, en cuyo alto está la cueva.
Es una diaclasa que se abre con 2 por 5 metros, donde se inicia el primer salto de tan solo 3 metros que puede bajarse en oposición. Llegamos a una gatera descendente que se abre al tiempo que se inicia una zona con gran caos de bloques. En este lugar hay una ventana por la que se pasa a la vertical de la sima. Se puede bajar por la técnica de oposición entre bloques y al llegar al suelo, la galería se cierra por amontonamiento de bloques derruidos. Tiene u desarrollo total de 65 metros y la profundidad máxima alcanza los 34 metros.

Sima Peñalba III.-
En el término de Villabasil en un lugar conocido como “Pico Peñalba”. Subir al portillo del Lérdano donde se encuentra un pequeño lago con agua potable, mirando hacia el Valle de Mena. Luego nos dirigimos a la izquierda por un sendero que nos llevará hasta la falla que da al Valle de Losa, en cuyo alto está la cueva.
Las dimensiones de la entrada son de 2 por 15 metros. También esta cueva se ha formado a expensas de una diaclasa alcanzando una profundidad de 55 metros. La exploración se dejó en este punto debido al peligro inminente de derrumbamiento de grandes bloques. No hace falta el uso de la cuerda para su exploración, pues se puede descender en oposición entre bloques. Es una cueva con elevado grado de humedad.

Sima de las Grajas II.-
En el Valle de Losa, término municipal de Villabasil. Partiendo del pueblo seguimos el camino a la ermita de Nuestra Señora del Establado. Una vez allí nos dirigimos al NO, hacia el Pico Peñalba durante 1 kilómetro. Veremos unos cortados que se remontan por la izquierda y al llegar arriba se puede ver la sima.
Es una cueva de desarrollo vertical de 50 metros de profundidad, de amplias dimensiones y en su interior podemos observar gran cantidad de escrementos de grajas.

Sima de los Castrones.-
También llamada “Pozo de los Capadores” es conocida por los lugareños de Villabasil desde hace muchos años. La primera exploración seria la hizo el G.E. Niphargus en 1977 y terminó el trabajo en 1979. Se localiza a partir de la ermita de Santa Isabel, a unos 200 metros de ella en dirección sur.
Se trata de una sima de hundimiento en la que el agua ha circulado en régimen gravitacional, apareciendo actualmente como una diaclasa ocupada por bloques de gran tamaño y en equilibrio bastante inestable. Como resultado de acumulación de estos bloques, es posible que haya quedado cegada alguna vía de descenso superior a la alcanzada en la exploración de la cueva. Desde la boca y tras un salto inicial de 6 metros se accede a una gran sala de fuerte pendiente y cuyo suelo está cubierto por piedras de medio y gran tamaño. A medida que descendemos aumenta la circulación de agua y los fenómenos litogénicos.Hay que superar nuevamente dos saltos: uno de 7 y otro de 15 metros hasta llegar a un pequeño lago y desde donde es posible acceder a las inmediaciones de la sala principal, trepando entre bloques cubierto de arcilla que a veces se antojan verdaderas galerías.
Desde el lago y descendiendo se llega a la sala final, parcialmente cubierta por bloques desprendidos de su propio techo. Existe una galería de 60 metros de recorrido al comienzo de la exploración del primer salto. Es una diaclasa de 2 por 3 metros con abundantes bloques desprendidos y en la que existe un sumidero impenetrable. En total desarrolla 120 metros de recorrido con un desnivel máximo de 42 metros.

Sima Pozo Sobaco.-
En Villabasil, muy próxima a la Sima de los Castrones. Como a unos 200 metros al oeste.
Es un pozo de hundimiento formado a causa de una dolina de 10 metros de diámetro que ha producido una bóveda en su interior, que no es visible debido a la acumulación de bloques desprendidos. Este caos ha obstruido toda posible continuidad de exploración de posibles galerías en la pequeña entrada que se abre a un lado del fondo de la sima y que se hace impenetrable a los 8 metros. Se observa una importante corriente de aire que nos hace suponer su continuación. Dos gateras a media pared de la galería se comportan como surgencias de agua que se filtra por sumideros impenetrables. La profundidad es de 14 metros.

Sima de la Botella.-
También conocida como Sima del Alto de los Herranes. En Villabasil de Losa. Se parte de Vescolides por el camino que nos lleva a Relloso y le seguimos como dos kilómetros hasta entrar en los pastizales. A la parte izquierda veremos un alto que está cruzado por una vaguada, por la que subiendo llegaremos a la cueva.
Se trata de una cavidad de desarrollo vertical. El primer anclaje se puede realizar en un árbol cercano a la entrada. El primer salto, nos sitúa en una zona con mucho barro, teniendo que pasar una gatera hasta llegar a un pequeño salto que se baja en oposición y que nos sitúa en una sala. Este lugar nos dispone a bajar un pozo de 17 metros, tras el que encontramos una rampa que nos lleva a otra sala más pequeña con varias bonitas formaciones calcáreas. Un paso en gatera de 45 por 50 centímetros nos dispone a bajar otro pozo que suele tener una cascada de agua en época de lluvias. Llegados a la base, vemos una sala donde hay cuatro pozos más, dos de ellos inaccesibles. Al descender por uno de ellos encontramos una diaclasa a media altura que está llena de agua a modo de embalse. El otro pozo es una diaclasa que es donde va a parar el agua de la cascada. El desarrollo total es de 145 metros y se desciende hasta 82 metros de profundidad.

Sima de la Boca Estrecha.-
E
n San Miguel de Relloso, en los Montes de la Peña. Un lugar conocido como Pozo del Sel. Por el camino que va de Quincoces de Yuso a Relloso y a la altura del puente nuevo, sale otro camino hacia el Pico Paredes, conocido como “El Sel”. Seguir hasta la valla divisoria y superada ésta continuar hasta el Pozo del Sel. Desde aquí hay una senda a la izquierda por la que se andan 50 metros y se ve la boca de la cueva.
La entrada tiene 1,20 por 1,90 metros y luego se estrecha bastante, pero tras superar este tramo vuelven de nuevo las dimensiones iniciales. Hay un pozo de 21 metros que culmina en una rampa descendente. En total se recorren 26,80 metros y se baja a una profundidad de 23 metros.

Surgencia del Agua del Molino.-

En los Montes de la Peña, término municipal de San Miguel de Relloso. También llamada “Cueva del Café con Leche”. En el lugar conocido como Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla. Se llega partiendo del mismo pueblo por un camino a la derecha que va hacia la falda del Monte Curdieta. Más adelante el camino se convierte en una senda para el ganado que nos acerca hasta el cauce del agua que baja por la vaguada procedente de la cueva. Remontar cerca del cauce hasta llegar a medio monte, donde surge un enclave rocoso. En la base está la Surgencia.

Esta cavidad como todas las de desarrollo horizontal de esta zona, es una Surgencia de funcionamiento hidrológico muy activo. Está formada por la erosión del agua en un estrato horizontal en los primeros metros, pero el resto de la cueva se ha formado en función de una diaclasa. El río ha ido formando un lecho que alcanza en algunos lugares a los 2,5 metros de profundidad.

La boca es pequeña y requiere entrar tumbado hasta sobrepasar un laminador de 10 metros de largo por 60 centímetros de alto. Luego la galería se hace homogénea y nos obliga a usar técnicas de oposición para salvar ciertos pozos de agua. A media altura de la pared se observan unas oquedades, a modo de marmitas, formadas por la fuerza del agua al hacer girar las piedras de arrastre. Estas marmitas se manifiestan en diferentes lugares de la cueva, llegando a alcanzar alguna de ellas los 2 metros de profundidad. La Surgencia recorre 267 metros de longitud.

Sima del Meandro.-
En el término municipal de San Miguel de Relloso. Saliendo del pueblo hacia Santa Olaja llegamos al alto de la Sierra Carbonilla, tomamos la dirección hacia Castrogrande y a unos 500 metros del camino en la cabecera de los cortados encontramos la sima.
La boca está en una dolina en la encontramos escasa vegetación, excepto un árbol que nace en la misma entrada, que tiene un escaso metro cuadrado. Nos colocamos en un pozo de 23,5 metros, cuya base tiene gran cantidad de piedras y una rampa que nos llevará a otro pozo de 3 metros. Descendido éste, encontramos dos galerías: una asciende 12 metros y otra, en diaclasa, se desarrolla durante 13 metros. La tercera galería es donde adquiere la cueva mayores dimensiones. En el suelo apreciamos grietas impenetrables al igual que la gatera final de la galería. Habremos andado 208 metros a una profundidad de 35 metros.

Surgencia del registro.-
A medio kilómetro de San Miguel de Relloso, al pie del Monte Curdieta se distingue un camino de cabras por el que discurre un riachuelo escaso de agua. Nos desviamos un poco a la izquierda y enseguida veremosa media falda del monte los únicos zarzales del lugar, que tapan la entrada a la cueva.
La boca tiene 1 metro de alto por 70 centímetros de ancho. El suelo está cubierto de barro y musgo. A diez metros de la entrada se empieza a estrechar de tal forma, que hay que gatear hasta el final, después de haber explorado 50 metros de cueva. Acaba en una grieta impenetrable.

Cueva la Raja.-
En el Valle de Losa, término de San Miguel de Relloso, un lugar conocido por La Llanada. Se llega partiendo del pueblo hasta la ermita de Nuestra Señora del Establado, Sin dejar el camino, la cueva se encuentra en la falda del Portillo de la Avellaneda, entre grandes hayas visibles desde lejos.
La cueva se ha formado aprovechando una diaclasa. Su entrada es alargada, de 17 metros de alto por uno de ancho. Se accede a su interior por una rampa descendente usando la técnica de oposición. Al llegar encontramos una pequeña sala en la que suele haber actividad hídrica temporal por escorrentía y filtración.

Surgencia Laido.-
En San Miguel de Relloso, por la Sierra carbonilla. Se parte del pueblo en dirección a la Sierra Carbonilla ascendiendo hasta el cortado, el cual bordeamos y seguimos en dirección a Quincoces de Yuso, paralelo al río Gerea. Encontraremos la cueva con facilidad, ya que de todas las bocas que se ven en el cortado es la más grande.
Tiene 4 metros de alto por 7 de ancho y una vez en el interior, a 15 metros de la boca, la galería se estrecha encontrando un escarpe de 1,5 metros al pie del cual se encuentra una marmita de medio metro por la que hay que pasar obligatoriamente, ya que la altura en este lugar es de 30 centímetros.
Una vez superado este paso y a través de un corto laminador de barro, llegamos a otro escarpe parecido al anterior por el que accedemos a una sala en la que hay que destacar la existencia de montones de arcilla arrastrada por el agua, que posiblemente proceda de un agujero de fácil acceso; en dicho agujero las paredes están formadas de barro que amenaza con bloquear a quien intente penetrar en él. Razón por la que no se siguió la exploración. Unos metros más a la izquierda, y tras salvar otro escarpe, llegamos a otra sala de proporciones más pequeñas, donde hay algunas concreciones. En este lugar termina la cueva tras haber recorrido 70 metros.

Surgencia de la Aguardilla.-
En los Montes de la Peña, término de San Miguel de Relloso, en el Monte Curdieta. Para llegar hay que recorrer unos 200 metros en dirección a Quincoces de Yuso, al pie del Monte Curdieta. En este punto es necesario subir dicho monte hasta media ladera. Se reconoce por ubicarse en una vaguada que está surcada por un cauce cuya agua sale de la Surgencia.
Se trata de una cueva de muy reducidas dimensiones. Hay dos niveles: el inferior con circulación activa y el superior, separado por una repisa de 1 metro de altura. En este nivel destaca la descomposición de la roca. El recorrido se efectúa por la zona superior manteniéndose laminada y aumentando de altura al comunicar con el río.
La forma y secciones son muy uniformes a lo largo de toda la galería, salvo a unos 15 metros de la entrada donde las dimensiones del nivel superior se reducen considerablemente y ya no se observa la circulación del agua hasta el final en que se comunican mediante un paso de 3 metros y donde por el nivel inferior se hace imposible avanzar. Su desarrollo alcanza los 27 metros y el nivel asciende hasta 7 metros.

Sima de las Arañas.-
En el término municipal de San Miguel de Relloso, en el paraje conocido como Alto de Peñola. Se llega tomando el camino que parte de Relloso en dirección al túnel de la Complacera. Una vez allí, andamos por el camino que recorre los cortados hasta subir al Castro Grande, que atravesaremos a lo largo, hasta divisar el Valle de Mena. Una vaguada descendente nos lleva a unos cortados en cuya base está la entrada a la cueva.
Es una sima formada por dos pozos de unos 15 metros cada uno. El desarrollo es vertical en su totalidad. La profundidad es de 36 metros.

Sima de los Franceses (M.C. –1).-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
Es un pozo casi simétrico que a los 22 metros de descenso da lugar a otro más pequeño de 7 metros. En medio de la vertical hay un puente de piedras de grandesdimensiones. El suelo está cubierto de hojas de haya y piedras sueltas. Se desciende a 30 metros de profundidad recorriendo 45 metros de galería.

Cueva Borneo / Sima del Pico.
-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso. El acceso a ella se realiza a través de sendas de animales y es de gran dificultad su localización debido al bosque donde ese ubica. Los lugareños la conocen perfectamente porque allí el ganado se protege de las inclemencias del tiempo.
Esta cueva posee dos bocas de entrada, una horizontal y otra vertical con un salto de 7,5 metros. La entrada horizontal nos sitúa en una galería ascendente, llena de excrementos de animales,que culmina en un laminador impenetrable. La cavidad tiene 50 metros de longitud.

Cueva de las Tejedoras.-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
Gran portalón que se abre en el extremo de una de las características “callejas” del Monte Curdieta, con una anchura de 13 metros en la entrada y un desarrollo en galería de 39 metros.

Cueva de la Lobera de Curdieta.-
E
n el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
Consiste en un pozo de entrada de 5 metros por donde se accede a una sala en la que se alcanza un desnivel total de 14 metros y un desarrollo de 31 metros.

Simas de la Lobera I y II.-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
La primera de las cuevas es un pozo circular de 20 metros de desnivel que permite acceder a una sucesión de salas que proporcionan un desarrollo de 50 metros y un desnivel máximo de 22 metros. En el fondo de la galería existe un pequeño lago.
La sima de la Lobera II es un pozo con 11 metros de profundidad.

Sima del Tejo.-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
Un pozo con 24 metros de desnivel.

Dolina M.C. 2.-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
Es una cueva compuesta de tres pozos en una misma dolina de grandes dimensiones. El primer pozose encuentra separado de los otros unos 13 metros. El pozo A es un tubo de boca estrecha, 50 por 50 centímetros, que desciende hasta 33 metros de profundidad y en cuyas paredes se encuentran gran cantidad de cuchillas (rocas salientes muy afiladas). Al pie de esta vertical encontramos una repisa de 2 por 4 metros que tiene un bloque atravesado y que debemos pasar por encima para abocar otro pozo de 17 metros, con lo que habremos llegado a 50 metros de profundidad total.
El pozo B también tiene una boca pequeña de 1 por 0,50 metros por donde bajamos hasta 22 metros con el impedimento de las cuchillas. Y el pozo C desciende 17 metros desde una boca de 9 por 5 metros y recorre una galería de 46 metros.

21 Simas en el Monte Curdieta.-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término de San Miguel de Relloso, lugar conocido como Monte Curdieta. Para llegar hay que recorrer unos 200 metros en dirección a Quincoces de Yuso, al pie del Monte Curdieta. Luego elegir una vaguada para subir hasta la cima.
Debido a las características similares de los pozos del Monte Curdieta, en el término municipal de Relloso, se ha optado por realizar una clasificación general de todas las cavidades que no superen los 20 metros de profundidad.
Se trata de pozos cilíndricos, situados en grandes dolinas, algunas con más de una sima. Son cuevas intactas que no tienen formaciones calcáreas y donde no hay restos de personas que hayan estado anteriormente.

Dolina M.C. 7.-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
Se trata de una dolina de dimensiones medias de 45 por 32 metros en cuyo interior se abren a diferentes alturas 5 pozos de dimensiones reducidas que van desde los 6 a los 14 metros de profundidad. Sien embargo las bocas son de grandes dimensiones como la del Pozo 2 de 13 por 7 metros. No tienen ninguna característica especial, ya que la mayoría se han abierto aprovechando diaclasas y sus bases no continúan en galerías como en un principio parecía suponer.

Dolina M.C. 10.-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
La boca está situada en una dolina de grandes dimensiones. Se desciende por un pozo de 26 metros de desnivel. Una vez en la base salen dos galerías y una chimenea de 8 metros de altura. La galería más larga tiene 30 metros sin apenas desnivel, en la que se encuentra un pequeño lago y donde el suelo es arcilloso. La otra galería de 15 metros está 5 metros por debajo de la anterior.

Dolina M.C. 11.-
E
n el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
Es una dolina con dos pozos, uno en forma de diaclasa de 20 metros de largo por 3 de ancho u una profundidad de 12 metros. El otro salto es de 13 metros y de menores dimensiones.

Dolina M.C. 15.-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
Estamos ante una dolina de 6 por 7 metros en cuyo fondo se abren dos pozos. El pozo A comienza con una entrada de 1 por 2 metros y llega a 22 metros de profundidad.
El pozo B tiene una boca de 7 por 10 metros y se mantiene las dimensiones a lo largo de la vertical hasta los 17 metros de desnivel máximo.

Dolina M.C. 19.-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
Pozo con una anchura media de 10 por 5 metros y 21 de caída vertical.

Dolina M.C. 20.-
n el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
Es una dolina donde se abre un pozo de 20 metros de verticalidad que termina en una pequeña sala.

Dolina M.C. 24.-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
En esta dolina hay un pozo de 19 metros que da paso a una repisa donde aparecen otros dos pozos más. Uno de tan solo 2 metros y otro de 13 metros que se ensancha hacia la mitad para acabar en una sala de 4 metros cuadrados. Recorremos 40 metros a una profundidad máxima de 31 metros.

Pozo M.C. 28.-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
La entrada tiene una amplitud casi igual a la profundidad del pozo que es de 17 metros y que culmina en una galería que progresa en rampa. Al final hay una chimenea de 5 metros y a mitad del recorrido un pozo de 3 metros que está cegado. La cueva tiene 30 metros de desarrollo y 21 metros de desnivel.

Pozo M.C. –32.-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
Es una sima de regulares dimensiones con gran humedad en las paredes y cuyo suelo presenta gran cantidad de piedras, ramas y hojas desprendidas de los árboles circundantes. La cueva baja hasta 23 metros de profundidad.

Simas N.P. -1, 2, 3, 4.-

En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.

N.P. -1 es un pozo único que baja hasta 30 metros de profundidad.

N.P. -2 Pequeña dolina que da acceso a dos bocas de pozos independientes de 37 metros de profundidad.

N.P. -3 Dolina con dos pequeñas galerías que se abren en los extremos opuestos de la misma.

N.P. -4 Pequeña sima con dos bocas de entrada.

Cueva de la Raja.-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
Pequeña cavidad en la que encontramos una ligera rampa descendente que se bifurca en dos tramos sellados por vías impenetrables.

Cueva Borneo / Sima el Pico.-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
Es una cavidad formada por una sola galería de 60 metros a la que podemos acceder por dos pozos diferentes.

Pozo del Sel II y Sima de la Pisada.-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
El pozo del Sel II es una vertical de 6 metros de profundidad. La Sima de la Pisada es otra vertical de 8 metros de profundidad.

Sima de los Cuernos.-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
Pozo de 22 metros de desnivel compuesta de un primer salto de 16 metros que nos pone en una rampa descendente que forma una estrecha galería de 10 metros de desarrollo.

Sima de la Boca Grande.-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
Se trata de una cueva que como su nombre indica, presenta una entrada de grandes dimensiones, rodeada de espesa vegetación. Está formada por una vertical de 15 metros dividida en la base por un escarpe. En uno de los laterales aparece una gatera que tras 20 metros de recorrido se hace imposible continuar la exploración.

Sima de la Boca Estrecha.-
E
n el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
Se ha formado desde una boca muy estrecha un pozo de 4 metros que se ensancha después, presentando una sección alargada durante 19 metros más y acabando en un pequeño saco de aire descendente que se ciega totalmente.

Sima del Acebo.-
E
n el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
Cavidad constituida por un único pozo vertical que desemboca en una pequeña rampa pedregosa descendente, finalizando a los 24 metros de desnivel.

Sima de la Piedra.-
E
n el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
Un primer pozo de 16 metros de vertical desemboca en una rampa descendente, situándose en un nuevo salto paralelo al anterior. Tras un descenso de 6 metros alcanzamos el fondo de la sima colmada de bloques derruidos.

Sima del Portillo de la Cuesta.-

En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
Un pozo único que finaliza en una rampa descendente a los 22 metros de profundidad.

Sima del Camino.-
En el Monte Curdieta de la Sierra Carbonilla, término municipal de San Miguel de Relloso.
Pequeña cavidad resultado de un pozo que finaliza en una rampa, que alcanza los 16,5 metros de desnivel.

Sima Corosma.-
En el término municipal de Colina, en el Valle de Losa. La boca de entrada es fácil de localizar si nos fijamos en una ventana de entrada y salida que hay en la roca colgada a dos metros del suelo.
Las dimensiones de la entrad son de 2 por 0,60 metros. La profundidad alcanzada es de 17 metros y pozo final de 1,5 metros donde la diaclasa se estrecha y se hace impenetrable. No hay cono de derrubios ni formaciones litogénicas.

Pozo del Sapo.-
En el Valle de Losa, término municipal de Colina. Saliendo del pueblo en dirección el Crucero de Montija, se toma el primer camino a la derecha que pasa por un manantial con un pilón. Se sigue hasta llegar a los cortados del Valle de Mena. A partir de aquí debemos orientarnos con la brújula y encontraremos la sima a 1,5 kilómetros.
Se trata de un pocillo de 6 metros de profundidad que no ofrece ninguna posibilidad de continuar su corta andadura subterránea.

Sima Aguruelo.-
En el Valle de Losa, término municipal de Colina. Saliendo del pueblo en dirección el Crucero de Montija, se toma el primer camino a la derecha que pasa por un manantial con un pilón. Se sigue hasta llegar a los cortados del Valle de Mena. A partir de aquí debemos orientarnos con la brújula y encontraremos la sima a 1,5 kilómetros. Cerca se encuentra también el Pozo del Sapo.
Es un pozo que tiene en la base una galería descendente que se divide por un lado en un pozo que se ciega y por el otro se llega a una sala en la que hay una chimenea que asciende hasta llegar casi al exterior. La profundidad es de 29 metros y el recorrido total de 43 metros.

Sima del Corral de la Isilla.-
En el término municipal de Colina. Se llega saliendo del pueblo por la carretera al Crucero, hasta la última casa del pueblo. De allí parte un camino hacia Villasante que nos lleva a La Peña. Seguimos el camino hasta un manantial donde una senda que sube a la Peña, topa con una tapia a unos 300 metros. Seguimos a la par de la tapia unos 200 metros más y llegamos a la meseta donde está la cueva.
Es una cavidad vertical de 36,5 metros de profundidad dividida en tres pozos. Después del primero pasamos una gatera para llegar al segundo, de 12 metros. Luego sigue una rampa que nos pone en la vertical del tercer pozo de 20 metros de vertical con fuerte filtración de agua. Se recorren en total 65 metros de cueva.

Sima Hornilla.-
En el Valle de Losa, término municipal de Castrobarto, cerca de Castresana en un lugar conocido como “Peña Hornilla”. Desde Castrobarto seguir por el camino de los Caños hasta el límite municipal, que es una tapia que asciende a la Peña y por la que subiremos. Al dar vista al Valle de Mena, girar 90º a la derecha hasta llegar al buzón de la Peña Hornilla; seguir la dirección hasta dar con una vaguada donde está la sima.
Esta cueva se ha abierto aprovechando una gran falla. Al interior se accede por la boca más al oeste, ya que hay cinco entradas. El primer salto es de 22 metros y luego hay otras dos verticales: una de 42 metros y otra más a través de un pasamanos que nos pone en 80 metros de profundidad. El desarrollo total de la cueva es de 150 metros.

El Covacho.-
En el término municipal de Castrobarto, en los Montes de la Peña.
La entrada principal es una gran dolina repleta de vegetación que hay que sortear para llegar hasta la boca de la cueva. Aunque el portalón es amplio, el acceso a las galerías se hace a través de un salto entre bloques muy estrecho y donde apenas cabe una persona. Luego las galerías se amplían y podemos visitar una sala que además de formaciones decorativas, tiene una presa de hormigón para retener el agua, que es canalizada hasta el exterior y llevada hasta un abrevadero para su consumo.
La galería más larga está excavada por los hombres y tiene más de 200 metros. La obra se realizó a principios de siglo y todavía se ven algunas vigas, ya podridas por la humedad, que apuntalaron el túnel. Este túnel tenía una salida al exterior, pero en los metros finales se ha derrumbado y cegado totalmente.

Cueva Ropera.-
En el término de Lastras de la Torre, en los Montes de la Peña. Un lugar conocido como Alto Sierra. Partiendo del pueblo se va por el camino a Relloso hasta llegar al Alto Sierra. Una vez allí hay que dirigirse hacia unas encinas próximas en el alto. La boca está en una dolina al pie de los árboles.
La entrada es una pequeña rampa que nos lleva a una gatera por la que se accede a una galería de 6 metros de altura y 5 de ancho, con sentido descendente. Es interrumpida a mitad de la cueva por un gran bloque que la divide en dos. El final lo constituye una pequeña sala.

Sima San Mamés I.-
En el término municipal de Castresana en los Montes de la Peña, un lugar conocido como Peña San Mamés. Desde el pueblo se anda un camino hasta la ermita de San Mamés. Se sube hasta la cima del monte (el portillo de la Hoz) por el vallejo de la Hontanilla, una vaguada que parte a la derecha de la ermita. Se ven unas hayas a unos 300 metros y allí está la sima.
Es una cueva a la que se accede por una rampa de 11 metros que da paso a un pozo de 7 metros, que concluye en una sala también en rampa descendente. Aquí veremos una diaclasa con un pozo de 12 metros que termina en otra gran rampa que desciende hasta un gran caos de bloques con un desnivel máximo de 65 metros. La cueva recorre en total 86 metros.

Sima San Mamés II.-
E
n el término municipal de Castresana, al lado de la cueva San Mamés I.
Esta cavidad comienza con un descenso vertical de 8 metros, por el que se llega a un paso muy estrecho que nos deja en una sala de medianas dimensiones, con apariencia de laminador. Aquí encontraremos otro pozo que cae entre dos galerías; una de ellas con apariencia de sala con gran cantidad de derrubios y la otra, con mayor número de espeleotemas y gours. Se desciende en total a una profundidad de 26 metros y la cueva recorre 65 metros.