inicio cuevas de Burgos volver mapa zona Actividades fotografías documentales montaña barrancos historia enlaces
BARRANCO SECO"
SISTEMA BS1 - BS2 - BS3
Cueva del Barranco Seco BS1, BS2, BS3

Localidad: Sa
n Roque del Riomiera (Cantabria)
BS-1 Coodenadas UTM:
X= 442520; Y= 4785660; Z= 540 m.
Desarrollo: 705 m.
Desnivel: -32 m.
Equidistancia curvas de nivel: 1 m.

Topografía: G.E. Niphargus

Finalizada en 2005

Descripción morfológica.-
El sistema del Barranco Seco se abre a unos 70 metros sobre el cauce del barranco o arroyo del mismo nombre, en su margen derecha hidrográfica y a escasos metros de su desembocadura en el Río Miera.

Se conocen tres bocas de entrada que hemos dado en denominar BS1, BS2 y BS3. Las dos primeras se encuentran en una misma línea de estrato horizontal en tanto que la BS3 se halla una veintena de metros por encima de las anteriores y conecta con la red de conductos de la cavidad a través de una pequeña galería horizontal que da acceso a un pozo.

La entrada de mayores dimensiones es la BS2 que se abre en una boca de 6 metros de anchura y da paso a una rampa que se bifurca en dos galerías de amplias proporciones aunque de escaso desarrollo. Nada más entrar podemos ver que el estado ecológico de la cueva deja bastante que desear puesto que los primeros metros constituyen un pequeño vertedero en el que encontramos plástico y restos de animales.

El ramal sureste, que se abre a nuestra izquierda, y fuertemente descendente, se bifurca a su vez en pasadizos de anchuras variables que ascienden en algunos casos para formar salas con cierta profusión de formaciones litogénicas, pequeños bosques de estalagmitas y estalactitas así como coladas y algunos caos de bloques.

De este ramal sureste parte una galería descendente que se divide en dos sectores que, a su vez, volverán a converger en una sala de 13 por 5 metros tapizada de bloques. Esta sala da paso a una pequeña galería que se desfonda hasta alcanzar un tramo horizontal que es el que aporta la mayor actividad hídrica del sistema.

Vemos esporádicamente una pequeña corriente de agua y las paredes fuertemente abrasivas nos dan una idea de la intensa actividad erosiva que en este punto se desarrolla. Nos encontramos en la cota más profunda de la cavidad con respecto de su entrada superior (-32 m).


De este sector sureste poco más cabe reseñar salvo unas pequeñas gateras descendentes sin solución de continuidad que se abren a su derecha, en el sentido del descenso, y un laminador de 13 metros también a la derecha, éste aún más cerca de la entrada.



De nuevo en el punto de partida, BS2, si optamos por explorar el ramal suroeste, veremos que la galería axial tiene una longitud y dimensiones cómodas para acabar a los 50 metros tras un pequeño descenso y un tramo eminentemente horizontal en una rampa ascendente de bloques que tapona toda posible continuación. No obstante, a izquierda y derecha de esta amplia galería se abren sectores que incrementan considerablemente el desarrollo espeleométrico, si bien a costa de una exploración a veces incómoda por el predominio de las pequeñas dimensiones y la superposición de niveles que dificultan la orientación y la labor topográfica.
Según entramos a esta galería, a la derecha accedemos a una sima en la que confluyen varios conductos, uno de ellos, tras un destrepe y seguidamente algo más de 30 metros de recorrido, nos devolverá al exterior por la BS1. De la anteriormente aludida sima parte otra galería en dirección oeste con una anchura media que no suele superar los dos metros, con suelo arenoso y que a su vez contiene multitud de pequeñas gateras laterales. Cabe la posibilidad que queden por explorarse algunos tramos en la parte derecha, hacia el norte. Los que se abren a nuestra izquierda acabarán conectando a través de algún pequeño laberinto con la galería axial, del suroeste. Encontramos igualmente gateras que, tras un penoso recorrido acaban haciéndose impenetrables.
A la izquierda de la galería axial del suroeste se abre otra galería de dimensiones y morfología parecida a las antes descritas que vuelve a bifurcarse en pasillos estrechos pero de longitud considerable, tomando una dirección SE para, al cabo de 25 metros, cambiar radicalmente de sentido y dividirse en dos que vuelven hacia el norte ascendiendo.
Respecto de la galería axial, mencionaremos finalmente que a ella confluye la sima de la BS3 por la izquierda según nos adentramos desde la BS2.
El desarrollo del sistema alcanzado hasta la fecha es de 705 metros.
"BARRANCO DEL COCINO "



Barranco del Cocino.-
Este Barranco tuvo sus primeras exploraciones y localización en la temporada de 2003, siendo 13 las entradas localizadas. En este año, retomamos las exploraciones y topografía desde la parte inferior, o sea, desde la surgencia del río “Va la Pedrosa”, que es como lo denomina el topónimo del mapa correspondiente, así como el nombre del barranco: “Cocino”. De ahí las nomenclaturas e iniciales utilizadas para denominar las cuevas correspondientes: “BC”. Las grutas no son muy grandes, exceptuando el sistema del Avellano – cueva del Cocino, pero las de la margen derecha más cercanas al lecho del barranco, según desciende el viejo cauce, tienen en particular haber pertenecido al mismo origen freático.



"SISTEMA EL AVELLANO - COCINO! BC-1 BC-6

Sistema sima del Avellano - cueva del Cocino BC-1 BC-6

Localidad: San Roque del Riomiera (Cantabria)
BC-1 Coordenadas UTM: X=441720; Y=4786080; Z=700 m.
BC-6 Coordenadas UTM: X=441740; Y=4786080; Z=640 m.

Desarrollo provisional: 385 m.
Desnivel: - 60 m.
Equidistancia curvas de nivel: 1 m.


Topografía: G.E. Niphargus
Finalizada en 2006


Descripción morfológica:_

Estamos ante una cueva típica con chimenea de equilibrio. La sima del Avellano toma el nombre de un árbol que surge de la entrada de la misma cueva. Un primer salto de unos 5 metros, nos pone al cabo de un pozo que llega a descender hasta los 50 m. Al asomarnos al pozo, vemos que hay otro que cae paralelo, pero tiene visos de llegar al mismo lugar, dado su proximidad.

El fondo nos sitúa al lado de una rampa descendente con grandes bloques, pertenecientes a un cono de derrubios que han parado en el lateral de una gran sala.

Este lugar tiene tres bifurcaciones bien distinguidas. Según bajamos el caos de bloques, a la derecha, una galería nos conduce hasta una zona que se estrecha progresivamente y pegando a la roca madre, entre una serie de bloques, nos conduce al lecho de un río que sin duda es el que se sume en la parte superior del Barranco Seco y que circula por el interior de la cueva.

Nuevamente las características morfológicas del túnel con agua vuelven a ser familiares, pues tiene las mismas formas que hemos visto en las zonas del Sistema del Coterón o en las cuevas de Sopeña.
La topografía nos dará la distancia que puede ser recorrida, pues llega un momento en que el techo  comienza a descender y la galería se lamina hasta hacerse impenetrable la exploración.

Volviendo a la gran sala, queda una parte ascendente frente al cono de derrubios y otra que vuelve hacia la izquierda.
Este lugar también es muy amplio y nos sorprende con un embudo enorme en el centro, que no lleva a ningún otro lugar. Pero siguiendo hasta la pared de enfrente, veremos cómo una serie de vericuetos, nos enlaza con otra parte de la cueva, formando un circuito cerrado.

A esta parte se llega subiendo desde la gran sala, dejando a la derecha una galería que también vuelve al mismo lugar que alcanzaremos progresando en el ascenso y que tras agacharnos en un par de ocasiones, nos sitúa al lado de un pozo que no es más que el hueco desde el techo que conecta con la gran sala.
Algo más adelante, una serie de cruces de galerías, nos deja cerca de la que cortocircuita esta parte y al lado de la salida al Barranco del Cocino.

En las primeras exploraciones nos llamó la atención la existencia de setas a unos 30 metros de la entrada y una sucesión de hongos producto de desechos orgánicos.




"TORCA EL HABA" BC-2"
Torca el haba. Sima BC-2

Localidad: San Roque del Riomiera (Cantabria)
Coordenadas UTM: X=441940; Y=4786050; Z=630 m.
Desarrollo provisional: 75 m.
Desnivel: -45 m.
Equidistancia curvas de nivel: 1 m.


Topografía: G.E. Niphargus
Finalizada en Agosto de 2003



"SIMA DE LA CABRA" BC-3
Sima de la Cabra BC-3

Localidad: San Roque del Riomiera (Cantabria)
Coordenadas UTMX= 441760; Y= 478600; Z= 720 m.
Desarrollo provisional: 103 m.
Desnivel: -61 m.
Equidistancia curvas de nivel: 1 m.


Topografía: G.E. Niphargus
Finalizada en Julio de 2003


Situación y accesos.-
La Torca de la Cabra (BC-3) está en la ladera sur del Barranco Cocino, también conocido como río Va la Pedrosa, la que nos queda a mano derecha según descendemos por el lecho del río. Se accede fácilmente por el camino que cruza este río en su parte superior y antes de llegar a la primera tenada, un grupo de árboles a la izquierda del camino nos ponen cerca de la cueva. Hay que descender unos metros, pasando muy cerca de otra cueva en diaclasa. Luego, girando levemente a la izquierda, aparece la torca totalmente desnuda de vegetación en el exterior.
Descripción morfológica.-
La boca se abre al borde de un escarpe rocoso y libre totalmente de piedras o rocas al borde. Sin embargo sí que podremos hacer uso de un anclaje natural para el primer descenso de 6,5 metros. La cueva nos recibe con un adorno de plantas trepadoras que cubren más de la mitad del agujero. Al poco de asomarnos, aparecen numerosos huesos de cabra, lo que le ha valido para tomar el nombre.
La base del primer pozo está cubierta de bloques, la mayoría de ellos tapizados de verdín y musgo. El interior ha crecido en dimensiones y pronto veremos dos continuaciones a ambos lados de una especie de columna de roca rota por una diaclasa.
El pozo que vemos a nuestra izquierda, es el que más prolongación va a tener en la exploración. Aunque no llega a la vertical absoluta debido a los numerosos salientes de la roca, sí es necesario utilizar el descendedor con todas las precauciones. El primer salto, aunque fraccionado, llega hasta los 11 metros donde una rampa descendente nos pone al borde de una ventana que se abre en un pozo cilíndrico de 37 metros y medio.
Al iniciar el descenso, veremos un lateral con una diaclasa que supuestamente está cegada. Cuando llegamos al fondo de la vertical, otra rampa formada por el cono de derrubios nos sitúa en un estrechamiento; si lo superamos, entraremos en una sala que prolonga el techo en chimenea ciega hasta 15 metros y una estrechísima diaclasa impenetrable recoge los aportes de agua por filtración o goteo de la cueva.
El pozo de la derecha, desde la base de la entrada a la torca, es una rampa de similares características al anterior, pero con tan solo 13 metros de desarrollo y con un final en sala abovedada. Para explorar este tramo también es aconsejable el uso de la cuerda.

Torca del Estofao BC-4
Coordenadas UTM: X= 441920; Y= 478597; 690 m.


Este pequeño pozo de 9 metros de desarrollo y 7 metros de profundidad también está en la misma ladera que la sima del Avellano, pero siguiendo el barranco desde la carretera, la encontraremos antes y entre las rocas de un lapiaz. La boca no se ve hasta estar justo al borde y tiene un bloque justo en la entrada. En el interior se recorre justo lo que da de sí el cono de derrubios.
Cueva La Calabaza BC-7
Coordenadas UTM: X= 442160; Y= 478620; Z= 560 m.

En el ascenso por el Barranco del Cocino, es necesario subir a la ladera derecha para ver la entrada de esta cueva, pues progresando por el cauce del barranco es imposible localizarla. Se distingue facilmente por la forma de calabaza que adopta la silueta de la entrada.
La cueva tiene dimensiones regulares en su breve recorrido,pero la parte intermedia nos obliga a usar las rodillas para salvar un resalte desfondado muy estrecho. 19m de galería y -3 de profundidad.
La parte final que nos obliga a estar tumbados o sentados nos ofrece algunas concreciones poco desarrolladas.

Cueva BC-8
Coordenadas UTM: X= 442310; Y= 4787625; Z= 560 m.

Para localizar esta cueva hay que emplear el método usado con la cueva de la Calabaza, solo que esta vez desde el lado izquierdo del barranco, río arriba. Hay una roca justo enfrente de la entrada, pero no por ello deja de verse la oscuridad del agujero. También está a media ladera y entre nosotros la conocemos como la de "a media altura".
Al poco de penetrar en su interior, vemos a la izquierda un pequeño desfonde de metro y medio que no progresa y a la derecha una pendiente que nos conduce inmediatamente al final de esta pequeña galería.





Sobresurgencia BC-9
Coordenadas UTM: X= 442140; Y= 478598; Z= 595 m.

Una vez sobrepasada la surgencia del río Va la Pedrosa, seguiremos andando por el cauce del barranco que en época estival está seco, pues está claro que el agua circula por el interior de la montaña y que lo vemos en el Sistema del Avellano y la cueva del Cocino. Pasaremos al lado de abrigos escavados en pretéritos cauces que surcaban el exterior y llegaremos inevitablemente a la entrada de la cueva que está al lado izquierdo.
Es semajante a la surgencia, pero sin agua. Pasaría inadvertida al igual que las que hemos visto ascendiendo, si no fuera por que gran cantidad de bloques desprendidos han cerrado herméticamente la pared que da al barranco. El techo es bajo y solo en algún lugar intermedio es posible incorporars
e.
Surgencia Va la Pedrosa BC-10
Coordenadas UTM: X= 442400; Y= 478759; Z= 530 m.

Desde la misma carretera que llega del descenso del puerto de La Lunada y cien metros antes del cruce con las carreteras que van a Selaya o a San Roque de Ríomiera, entra en la montaña un barranco con un pequeño cauce de agua, que varía entre las diferentes estaciones, pero nunca con gran caudal. Lo llamanel Barranco del Cocino y por él se esconde y vuelve a salir el "Río Va la Pedrosa". Si progresamos por el cauce del barranco, iremos viendo varias viseras al lado izquierdo, a modo de abrigos, fruto del desgaste del agua y en un tramo cercano a la surgencia, una pequeña cascada que se torna muy atractiva en época de lluvias o deshielo.
La salida del agua por el manantial es algo decepcionante. Un pequeño agujero casi impenetrable tira a toda prisa el escaso caudal. Un poco más arriba, otra entrada fósil nos permite el acceso a la cavidad.

El suelo está lleno de piedras rodadas. La corriente de agua se decanta por el lado más interior de la cueva y ha dejado limpio el cauce unos metros más adentro. La cueva se estrecha inesperadamente y baja el techo hasta tocarcon el agua, creando un sifón impenetrable.