inicio cuevas de Burgos Zona Vega de Pas Actividades fotografías documentales montaña barrancos historia enlaces

CUBILLOS DEL ROJO Y LEVA - PROVINCIA DE BURGOS
G.E. NIPHARGUS - Burgos -

VER Comparada y Teléfono ... VER Simas Torreta y Cuerno... VER Simas Payo, Canal y Mina ... VER Correcaballos

Situación.-
Esta localidad se halla al norte de la provincia de Burgos, a unos 90 kilómetros de la capital, a caballo entre el extremo oriental de la comarca de Valdebezana y el sector hipermeridional de la Merindad deValdeporres que afecta a las localidades de Leva y Cubillos del Rojo. Se llega por la carretera N-623 Burgos – Santander. Al llegar a Cilleruelo de Bezana, desviarse a la derecha dirección Soncillo y seguir hasta Cubillos del Rojo. Una vez allí, tomar la pista que conduce a Leva. Cien metros más adelante de un cruce, se pueden aparcar los vehículos. Seguir dirección este hacia el único árbol que se ve en el páramo. Cincuenta metrosantes, está Covanegra.

Historia.-
Desde siempre es conocido el páramo de Cubillos – Leva como lugar de práctica de espeleología. Son varios los grupos que han trabajado en esta zona, pero es el Grupo Niphargus quien concluye y publica los trabajos. La sima “Covanegra” y Cueva “Comparada” son las cavidades más emblemáticas, aunque hay más oquedades en el complejo que luego veremos.
El extinto Grupo E. Standard de Madrid, ya topografió parcialmente Covanegra, ciñéndose únicamente al sector oriental de la cavidad. El Grupo E. Sima de Villarcayo hizo trabajos en una zona aledaña correspondiente a la ladera septentrional del Pico del Rojo, que se encuentra en el extremo norte del páramo. El Grupo E. Niphargus iniciaron sus actividades en 1973, con una serie de prospecciones esporádicas del terreno, que condujeron a la localización de varias cuevas no conocidas. Los trabajos se alargaron hasta finalizar la década de los 80.




Sima Covanegra.-
.

ver reportaje

................Morfología.-
Esta cavidad es con mucho, la más interesante de este complejo kárstico, tanto por la amplitud de sus galerías y la abundancia y belleza de sus formaciones litogénicas, como por su desarrollo.
La morfología de Covanegra responde a la de una galería única de dirección O.SO – E.NE. con la aparición de sectores secundarios a nexos a esta galería y numerosas coladas estalagmíticas tanto en las zonas laterales como en medio del recorrido, que obstaculizan nuestro paso y que nos obligan a sortearlas subiendo y descendiendo constantemente. Estas características que hacen de Covanegra una especie de pista americana propician que la sima sea una cavidad – escuela muy apta para impartir cursillos de iniciación a la espeleología.
Es impresionante el acceso a la cavidad a través de un salto en volado de 31 metros por una entrada de 8 por 10 metros, que nos comunica desde la bóveda con la gran “Sala Niphargus” de dimensiones: 120 por 40 metros, una de las mayores de la provincia de Burgos. El suelo está cubierto de bloques de gran tamaño desprendidos del techo de cuyas paredes cuelgan numerosas formaciones. La amplitud de la boca de entrada permite el paso de la luz solar, lo que ha dado origen a cierta vegetación: helechos y musgos. Por lo que se refiere al reino animal, se han visto anfibios exteriores, ratones y algunas grajas.
A partir de aquí podemos dividir la cavidad en dos sectores que parten de la sala en sentidos opuestos. Un tramo de la galería marcha hacia Sudoestey el otro, considerablemente más largo, en dirección Este.
Para progresar por el sector Este, entraremos por una galería recta de 60 metros y un ancho inicial de 14 metros que va estrechándose a medida que avanzamos y nos aproximamos al techo, puesto que la galería es ascendente. Este recorrido aparece flanqueado de gruesas estalagmitas. Al final de este tramo, la tenue luz exterior desaparece por completo y ante nosotros se abre la “Sala de la Rampa”, de fuerte pendiente y cuyos primeros 8 metros es imprescindible el uso de la cuerda. La rampa continúa otros 25 metros, acabando en una pequeña sala desde donde se tomará una incómoda gatera de 6 metros recubierta en su totalidad de formaciones aragoníticas. Las estalactitas y coladas aparecen ya con más frecuencia y así continuará hasta el final.
Dejamos atrás la gatera y estaremos de nuevo en una sala ocupada por una colada que debemos atravesar por el centro. A la derecha hemos dejado tres pequeños entrantes sin continuación. Siguiendo por un pequeño pasillo, topamos con otra gatera que nos vuelve a comunicar conotra sala similar a la anterior. Prosiguiendo se llega a la “Sala de la Gran Colada”. Tenemos, en efecto, que franquear la colada subiendo por el lado derecho de la galería hasta un paso superior. La continuación es una galería que conecta a través de dos ventanas, a una sala de amplias dimensiones. Tomando la que se encuentra a nuestra izquierda, a un nivel más inferior, y tras superar una gatera, nos encontramos ante un resalte de 4 metros. Es necesario cuerda o escala para superar este paso. Nos encontraremos con una sala de grandes dimensiones, sembrada de bloques desprendidos, los cuales una vez destrepados, nos permiten acceder a una vasta galería flanqueada inicialmente por grandes coladas que hay que sortear para poder seguir la exploración. El resto de la galería es una zona de suelo pedregoso con paredes recubierta de aragonito y que nos presenta otro obstáculo, un enorme caos de bloques de grandes dimensiones que la obstruyen casi por completo salvo en un pequeño paso que parece ser el único que nos permite continuar.
La galería se eleva 15 metros por encima de nuestras cabezas y aún se suceden dos salas más. Entre ellas se abre un pozo de 23 metros. También disfrutamos de formaciones muy bellas y algunos gours con agua. Un tapón de concreción calcárea se encarga de cobrar una dosis suplementaria de esfuerzo para pasar a la última sala. El final del trayecto lo marca una colada vertical de unos 10 metros de altura, aunque todavía se puede ver otra pequeña sala con abundantes formaciones de tipo banderas y excéntricas.
Para visitar el resto de la cavidad deberemos regresar a la “Sala Niphargus”. Desde allí parte otro sector paralelo al de la anterior exploración. Nos dirigimos a la “Galería de las Hadas”, muy grande en superficie pero de muy poca altura. Al principio debemos hablar de un laminador sembrado en toda su extensión de un bosque de formaciones. A medida que la altura aumenta, la sala se ensancha y se divide en tres galeríasde recorrido ascendente que confluyen en un pozo de 8 metros. La continuación de las dos de la izquierda es otra sala con multitud de litogénesis a la que se accede salvando un rampa. Todo el conjunto de la “Galería de las Hadas” vuelve a unirse lateralmente con la “Sala de la Rampa”.
El otro gran sector de Covanegra es el que toma sentido Oeste, el contrario al de las exploraciones anteriores. El acceso desde la “Sala Niphargus” es difícil de localizar, pues el comienzo de la galería está obstruido en casi su totalidad por un gran caos de bloques tras el cual un pequeño paso nos conduce a una galería descendente de grandes dimensiones. Aumenta considerablemente el volumen de las formaciones proliferando grandes columnas y coladas. Al pie de la mayor de estas columnas, que divide en dos a la galería, se abre en la parte izquierda, un pequeño paso con agua tras el cual la galería sigue con iguales características.
La continuación de la cueva la marcan por una parte una gran colada ascendente y por otra, una serie de galerías a un nivel inferior que vuelven a conectar con la colada aludida que toma pendiente negativa en el final del sector. Otra galería que posteriormente se divide en dos tramos, alcanza en uno de ellos, tras descender un rampa y luego un pozo, la profundidad máxima de la cavidad: 80 metros y habremos recorrido un total de 2.100 metros.

Cueva Comparada.- ............. ver reportaje fotografías

Desde Covanegra seguir hasta el árbol y desde allí, dirigirse hacia el sudeste 250 metros, donde se localiza una depresión kárstica de 35 por 40 metros en cuyas paredes se abrela boca de la cueva. La cavidad da nombre al lugar donde se asienta y que ocupa la parte alta del páramo.
La entrada está en la pared oeste del hundimiento del terreno que en otros tiempos debió de formar parte de la cavidad como una sala más y que ahora se utiliza ocasionalmente como tenada por los pastores de la zona.
Superando un salto de 5 metros accedemos a un balcón desde el cual, por una pronunciada pendiente, se llega a una sala de 25 por 40 metros, con una serie de entrantes que no conducen a ningún lado, salvo por una pequeña gatera en dirección Norte, que nos comunica con la galería principal, de más de 110 metros y un ancho casi uniforme de 12 metros. Esta galería está sembrada de bloques. Una vez recorrida la mitad del túnel, aparecen a nuestra izquierda unos balcones a 10 metros de altura. El final de la galería es una gatera ascendente que toma contacto con la prolongación de los citados balcones, acercándonos a una serie de pequeños tubos comunicantes entre sí, conformando un sector laberíntico que marca la zona más alejada respecto a la entrada. Habremos recorrido 444 metros y la profundidad máxima 23 metros.
El estado ecológico de la cueva es deplorable debido al constante trasiego de personas poco respetuosas con el medio subterráneo.

Sima del Teléfono.- Desde Cubillos del Rojo, tomar la pista que conduce a la antigua zona de sondeo petrolífero y desviarse 100 metros por la que lleva a Leva. Dirigirse desde aquí en sentido E–SE atravesando una pequeña franja de robles tras lo que se asciende por espacio de unos 100 metros. Encontramos en las inmediaciones una pequeña dolina en la que se halla la boca de la sima.
Una entrada pequeña da paso a un pozo de 16 metros de profundidad, de diámetro uniforme y forma ligeramente elíptica. Finaliza en un cono de derrubios cuya planta mide 3 por 5 metros. Se aprecia así mismo un pequeño sumidero que establece en 17 metros la profundidad máxima de la cueva, habiéndose recorrido 23 metros. Destacan formaciones del tipo eflorescencia caliza.

Cueva de la Torreta 123.-
Partiendo de Covanegra, dirigirse en dirección Noreste hacia las líneas de alta tensión. La cavidad se halla a 25 metros de la torreta marcada con el número 123, que viene a estar aproximadamente en la misma línea que une Covanegra con el pico del Rojo.
La cueva se abre en una dolina de 17 por 20 metros. La entrada se encuentra en el punto más profundo de esta dolina, entre unos bloques, al pie de una pared de 5 metros. Se trata de una galería única con una longitud de 47 metros y 5 metros de profundidad. Básicamente es horizontal, inclinándose ligeramente hacia el sur. Las dimensiones son uniformes, unos 4 metros de ancho y 2 de alto salvo en su extremo sur, donde se ha formado una sala de 14 por 8 metros. A la otra parte de la cueva aparecen grandes cantidades de derrubios y formaciones litogénicas.

Sima de la Torreta 125.-
Desde la sima Covanegra dirigirse en línea recta hacia Leva hasta alcanzar la torre de lata tensión 125, al lado de cuya base se encuentra la cueva.
Se trata de un pozo de 8 metros de profundidad y 13,5 metros de recorrido. Las pequeñas dimensiones de la entrada se amplían ligeramente en el interior y el pozo adquiere una sección elíptica. A media altura en las paredes del pozo nos encontramos con un entrante de unos dos metros.

Sima del Cuerno.-
Desde la localidad de Leva tomar el camino que lleva a Brizuela durante 2,7 kilómetros, recorridos los cuales y mirando hacia el Norte, nos hallamos ante la ladera meridional del Pico del Rojo. La cavidad se encuentra en esta misma vertiente, en las inmediaciones de la cima. La búsqueda no presenta problemas pues la vegetación que rodea la gran boca de entrada así como el Pico del Rojo son visibles desde casi todo el páramo en el que nos movemos.
Un portalón de grandes dimensiones da paso, tras una pequeña rampa, a un escarpe de 9 metros que nos sitúa en la sala principal de la cavidad. Tiene forma de media luna y su suelo está recubierto de derrubios. Esta sala se abre en dos galerías de pequeñas dimensiones en su parte occidental. Una de ellas, la que toma dirección sur, acaba en una pequeña sala con profusión de formaciones. El extremo oriental de la gran sala es ascendente y forma otra sala secundaria.
El perfil de la sala principal es el de un embudo en cuya parte inferior conecta con otra sala de similares dimensiones, pero de techo más bajo. Un pequeño sumidero fósil entre los bloques de esta sala establece la cota máxima de profundidad de la cueva en 35 metros. La parte opuesta de este lugar la constituye otra galería de aspecto bastante uniforme.En la cueva se recorre un total de 204 metros.

Cueva del Cuerno.-
Esta cueva está al lado de la Sima del Cuerno. Tiene dos entradas a una galería única. La primera sigue durante 10 metros hasta un descenso escarpado de 2,5 metros que da paso a una pequeña sala con algunos bloques en el suelo. En esta sala se abre la segunda entrada que da a la vertiente Norte del Pico del Rojo. Se recorren 33 metros de galería con una profundidad de 5 metros.

Cueva de la Gotera.-
Tomar la pista que conduce a Leva y que corta la N-232 en su kilómetro 143. Recorrer 700 metros desde la carretera hasta llegar a la línea divisoria entre Valdebezana y Valdeporres, que seguiremos durante otros 100 metros hacia la izquierda. En la ladera de una gran dolina que se localiza en este lugar, se encuentra la entrada de la cueva.
Se accede a la cavidad por una entrada de medianas dimensiones. El desarrollo adquiere una ligera pendiente por una galería única cubierta de derrubios y que se transforma en una sala a los 35 metros de recorrido. Aquí se establece la cota de máximo desnivel, 10 metros de profundidad. Remontando un escarpe de 7 metros en el fondo de esta sala se accede a una ventana que da paso a otra sala secundaria de dimensiones reducidas y abundantes bloques caídos y algunas formaciones. Este lugar pone fin a una cueva de 65 metros.

Sima del Payo.-
En el kilómetro 143 de la N-232 (Santander – Logroño) se toma el camino que lleva a Leva hasta recorrer 1.200 metros, en el punto en que la pista gira hacia la izquierda. Salir de ella y andar 600 metros en dirección Este. La cavidad se halla en la ladera Oeste del Alto de Coterejón.
La boca de la sima tiene 1 por 2 metros y es difícil de encontrar. El descenso se efectúa dando cara ante una pared casi vertical y con abundante concreción hasta bajar 60 metros, donde encontramos una pequeña repisa formada por bloques concrecionados y apenas unidos entre sí. Continuando el descenso llegamos a la base de un cono de derrubios.
Partiendo de nuevo de la boca de entrada ybajando hasta 33 metros, encontramos una repisa ligeramente desplazada a nuestra izquierda. Desde ella se accede a otros dos pozos. Uno de ellos comunica con el principal y el otro continúa hasta descender 72 metros de profundidad. Aquí nos encontramos con una sala de pequeñas dimensiones, pero profusamente adornada de formaciones litogénicas. En el piso de esta sala se aprecia el cauce seco de una pequeña corriente subterránea. Desde la entrada habremos recorrido 137 metros.

Sima de la Canal.-
Tomando entre los kilómetros 141 y 142 de la N-232 el camino denominado San Martín del Rojo, lo recorreremos durante 1.100 metros hasta poco antes de llegar a la divisoria entre las Merindades de Valdeporres y Castilla la Vieja. En el punto aludido nos encaminamos 300 metros hacia el Norte, por la ladera meridional del Alto del Coterejón hasta la cota de 1030 metros s.n.m.
Se trata de una cueva formada a expensas de una diaclasa de dirección E-O. Debido a la poca distancia entre paredes el descenso podría realizarse en oposición. El extremo de la diaclasa es una rampa hasta 30 metros de profundidad que se convierte en una vertical que desciende hasta 59 metros. Los últimos 7 metros son de difícil progresión debido a lo estrecho del paso.

Sima la Mina.-
Localizamos esta sima dentro del término municipal de Argés, en el Valle de Manzanedo y en una zona próxima a Cubillos del Rojo. Se llega por la carretera C-629 hasta Incinillas entrando después en la desviación hacia el Valle de Manzanedo. Tras rodar 6 kilómetros por la carretera, cogemos un desvío a la derecha por el que transitamos otros 3 kilómetros más por un camino de fuerte pendiente. Poco antes de llegar al pueblo encontraremos una senda que conduce a San Martín el Rojo. La sima s encuentra a 30 minutos de camino y en un lugar conocido como “Trapa”, en medio de una tierra de labor.
Se abre la boca de un pozo que nos sitúa en una base compuesta de calizas y margas arenosas. La vertical alcanza 17 metros en una diaclasa bastante estrecha en todo su recorrido. La filtración es abundante y las paredes se adornan de algunas formaciones litogénicas.

Cuevas Correcaballos I y II.-
En el término municipal de Soncillo aunque la localidad más cercana sea Cubillos del Rojo. Está en una pista denominada “Correcaballos”, frente al kilómetro 148 de la carretera que va de Cubillos del Rojo a Soncillo. A 2,5 kilómetros de camino por la pista viniendo de Soncillo.

Correcaballos I.-
Se abre en la parte superior de una dolina y su desarrollo es horizontal. Cerca de la entrada, a la derecha, se abre un pozo de 5 metros. La cueva termina en una chimenea de 4 metros después de haber visto varias formaciones litogénicas. Se recorren 30 metros y descendemos hasta 10 metros de desnivel.

Correcaballos II.-
Es una dolina abierta de 100 metros cuadrados que nos introduce en una rampa y luego a una gatera de 60 por 60 centímetros que nos lleva a dos salas con diversas concreciones. Se recorren 53 metros de galería subterránea.